Imperativo

El modo, además del tiempo y el aspecto, es exclusivo de los verbos, y da información acerca de la actitud del hablante en relación con la acción verbal. Esta puede ser vista de tres maneras:

  • Como algo real, es decir, existente o de existencia segura para el hablante. Este es el modo indicativo. Ejemplos:  María lee el libro.  Llegaremos mañana.
  • Como algo posible, independientemente de que su realización sea efectiva o no. La acción existe en la mente del hablante, que manifiesta una actitud de duda, deseo, temor… Este es el modo subjuntivo.  Ejemplos:  Ojalá María lea ese libro.  Tal vez lleguemos mañana.
  • Como una orden o exhortación. Es el modo imperativo. Ejemplos: Lee ese libro.  Venid mañana todos juntos.

El modo imperativo se usa para dar órdenes, ruegos o deseos. Es el propio de los enunciados con función conativa o apelativa. En los mensajes en los que predomina esta función apelativa, la atención se orienta hacia el receptor, al cual se dirige el hablante para provocar en él algún tipo de respuesta. Esta función es habitual, por ejemplo, en los textos propagandísticos o publicitarios. El sujeto del imperativo no puede ser una tercera persona, ya que se usa siempre para que el hablante se dirija a una segunda persona. Es incorrecto, pues, expresiones como  Los socios llamad al número…

En español hay dos formas de imperativo, que son el imperativo familiar (ama tú, amad vosotros, amemos nosotros)  y el imperativo de respeto  (ame usted, amen ustedes, amemos nosotros). En este último, las formas verbales son iguales que el subjuntivo, por lo que, para diferenciarlo, el imperativo de respeto debe llevar pospuesto el pronombre en función de sujeto o en función de complemento.  Ejemplos:  Lean ustedes.  Démelo usted.

La forma impersonal que se utiliza en imperativo obliga también a posponer el pronombre se.  Ejemplo:  Rómpase en caso de urgencia. Léase con atención. Agítese con cuidado.

Existen otras formas imperativas derivadas del contexto, la entonación… y no porque vayan marcadas gramaticalmente.  Ejemplos:  ¡Silencio!  Tú te callas.

En la forma afirmativa, si añades el pronombre 0s a la tercera persona del plural (vosotros), la  -d  intervocálica cae. Ejemplo:  Comeos todo el bocadillo. Solo el verbo ir mantiene la -d. La forma imperativa idos es poco utilizada, pero no por ello deben usarse las formas iros o íos, que son incorrectas. Para evitar confusiones, podemos sustituir dicha forma por su sinónimo marcháos.

Es incorrecto también usar las formas ves, oyes y veis como imperativo, ya que las correctas son ve, oye e id. Ejemplos:  Ve a por el libro. Oye, ven aquí.  Id a buscar a tu hermana.

No se debe colocar la -n detrás del pronombre se en las segundas personas del plural de respeto de los verbos pronominales o en uso pronominal.  Ejemplo:  cállense (no cállensen).

Si el mandato en imperativo es negativo, no es correcto decir No fumad más, sino no fuméis más (similar al subjuntivo).

Y por supuesto, no es correcto, aunque está muy extendido este uso, sustituir la -d final de la forma imperativa familiar de segunda persona del plural (cantad, leed, partid) por -r, ya que en este caso sería utilizar incorrectamente el infinitivo del verbo como imperativo. No se dice:  Cantar (cantad) ahora esta canción.  Leer (leed) este libro para mañana.  Partir (partid) la tarta por la mitad, por favor.  Todos estos ejemplos son usos erróneos, aunque, como digo, muy utilizados.

About these ads

2 Respuestas a “Imperativo

  1. Muy interesante para no confundirme en casa, que yo soy muy imperativa!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s