Numerales cardinales, ordinales, multiplicativos y fraccionarios.

Los numerales expresan orden o cantidad de un modo preciso y concreto. Según su significado, los numerales pueden ser:

  • cardinales: designan número (uno, dos, tres…).
  • ordinales: designan orden (primero, segundo, tercero…)
  • fraccionarios:designan una parte de la unidad (media, doceava…)
  • multiplicativos: expresan producto (doble, triple…)

A estas clases hay que añadir el distributivo sendos.

Numerales cardinales: Son los que expresan una cantidad de personas, animales o cosas.

Del 0 al 30 se escriben con una sola palabra. Ejemplos: tres, dieciseis, veintidós… El uno y las decenas más uno se pueden apocopar: un, veintiún.

Del 31 al 99 se escriben, salvo las decenas, en dos palabras unidas por la conjunción y. Ejemplos:  treinta y cuatro, noventa y dos, cincuenta y cinco...  Según las normas de la nueva Ortografía, también pueden escribirse en una sola palabra. Las palabras así formadas deben acentuarse según las normas generales, y se escriben con i latina para la letra que se corresponde con la conjunción y. Ejemplos: cuarentaiocho, treintaiuno, cincuentaidós…

A partir del 100 se escriben, salvo las centenas y el millar, en dos o más palabras. Ejemplos:  ciento veintidós, quinientos trece, un millón...

Los cardinales cuando son sustantivos son siempre masculinos (el uno, el veinte, el catorce). Cuando funcionan como adjetivos o pronombres tampoco varíande género, salvo uno y sus compuestos, que tienen formas específicas para el femenino (una, veintiuna, treintaiuna) y salvo las centenas a partir de doscientos (doscientas, trescientas). El cardinal en función adjetiva debe concordar en género con el sustantivo al que cuantifica.

Numerales ordinales: Los numerales ordinales expresan orden o sucesión en relación con los números naturales e indican el lugar que ocupa, dentro de una serie ordenada, el elemento al que se refieren. Por lo tanto, no cuantifican al sustantivo, como los cardinales, sino que lo identifican y lo individualizan dentro de un conjunto ordenado de elementos de la misma clase. Generalmente son adjetivos, y pueden ir antepuestos o pospuestos al sustantivo, aunque suele ser más frecuente la anteposición. Ejemplos: Vivo en el primer piso; Acabo de terminar el capítulo segundo de mi nueva novela. Pueden ser pronombres: He llegado la cuarta en la prueba de natación; y algunos, como primero, pueden funcionar también como adverbios: Primero ordena tu habitación. A diferencia de los cardinales, todos los ordinales presentan variación de género y número: primero(s), primera(s), vigésimo(s), vigésima(s), etc.

Los números ordinales se escriben en una o dos palabras:

Del 1º al 10º, se escriben en una sola palabra (segundo, quinto, noveno).

Del 11º al 29º, se escriben indistintamente en una o en dos palabras. Ejemplos: décimotercero  o décimo tercero; vigésimoquinto o vigésimo quinto. Las formas correspondientes al 11º y al 12º son undécimo y duodécimo, aunque se han generalizado popularmente las formas décimo primero y décimo segundo.

Del 30º al 100º, se escriben en dos palabras. Ejemplos: trigésimo noveno, cuadragésimo segundo. Se exceptúan los ordinales correspondientes a las decenas (trigésimo, cuadragésimo) y a la centena (centésimo).

Los ordinales se utilizan con menor frecuencia a partir del 20º. En su lugar se emplean más habitualmente los cardinales. Ejemplos: la cuarenta y dos edición, el veintitrés aniversario.

Ante un sustantivo masculino, los ordinales primero y tercero se apocopan, es decir, pierden su sonido final. Ejemplos: el tercer libro, el primer curso.

Numerales multiplicativos: Son aquellos que expresan el número de veces que se da o se repite cierta cosa, esto es, expresan una multiplicación. Los componen la serie terminada en -ble (doble, triple, cuádruple…) y el término genérico múltiple. Presentan variación de género y número gramaticales.

Pueden actuar como adjetivos y desempeñar la función de modificadores del sustantivo al que acompañan. De este modo, señalan que el objeto mentado por el nombre se compone de dos, tres, cuatro… unidades, elementos o implica ese número de repeticiones. Ejemplo: un doble triunfo, el triple salto.

Los multiplicativos también pueden actuar como sustantivos, con el significado de «x veces más de algo». Al estar sustantivados generalmente van precedidos de artículo. Ejemplos:  El testigo sabía el doble, pero no dijo nada más. Estudié el triple de lo que necesitaba.

Numerales fraccionarios: Los numerales fraccionarios expresan una fracción de una unidad. Ejemplos:  medio litro de leche, un cuarto de kilo. Pueden ser adjetivos o sustantivos. Los sustantivos fraccionarios se usan precedidos de determinante (artículo o numeral cardinal) y van normalmente seguidos de un complemento con de, que especifica la cosa dividida. Ejemplos:  Repartió en vida la mitad de sus bienes; Dos tercios de los presentes votaron a favor.

Sus formas son las siguientes:

El fraccionario correspondiente al número dos es medio o media. Ejemplo: media tarta, medio plátano.

Los fraccionarios correspondientes a los números 3 a 10 coinciden en su forma con los ordinales. Ejemplos: cuarta parte, sexta parte.

A partir de la undécima parte, los fraccionarios se forman añadiendo -avo o -ava a la raiz, con la excepción de los correspondientes a cien, a mil y a sus múltiplos, que tiene las misma forma que los ordinales. Ejemplos: catorceava parte, centésima parte. Las formas onceava, doceava y las correspondientes a las decenas (veinteava, treintava) alternan con las formas ordinales: undécima, duodécima, trigésima

No es correcto utilizar los numerales fraccionarios con valor de ordinales. Por ejemplo, no se puede decir Es mi quinceavo cumpleaños, sino Es mi décimoquinto cumpleaños.

About these ads

15 Respuestas a “Numerales cardinales, ordinales, multiplicativos y fraccionarios.

  1. Muy gráfico y didáctico.

  2. buena explicación a veces desconocemos estos terminos,excelente ANGEL

  3. hola, queria decirles que me ayudo mucho las respuestas que me hicieron :)

  4. muy buenos muy muy buenos tenia una tarea y no entendia mucho

  5. En los ordinales, faltó aclarar si es correcto nombrar al número con género femenino en ambas palabras,
    ejemplo:
    “décima quinta cláusula” vs “décimo quinta cláusula”.

    Gracias.-

  6. graxias me ayudo mucho !!!!!! :)

  7. Buen artículo pero, donde escribes que algunos fraccionarios son iguales que los ordinales, matizo que sucede del 4 al 10, no del 3 al 10.
    El 3 fraccionario es particular porque, aunque en femenino sí es igual: tercera; en masculino es distinto: tercio, frente al ordinal tercer o tercero.

    Tantas excepciones no deben ser sencillas de aprender para un extranjero, el inglés me parece más regular y sencillo en este aspecto.

  8. estaría mejor si le agregan ejercicios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s