Archivo de la etiqueta: signo de exclamación

Signos de interrogación y de exclamación

Los signos que empleamos para marcar el final de un enunciado son el punto, el cierre de interrogación, el cierre de exclamación y los puntos suspensivos.

En español los signos de interrogación y de exclamación (mal llamados también de admiración) se utilizan por pares:  uno indica apertura  (¿,¡, siempre con el punto hacia arriba) y el otro indica  el final del enunciado  (?,!, con el punto hacia abajo).  En otros idiomas, como el inglés, por ejemplo,  se utiliza únicamente el signo de cierre:  How old are you? Por contra, en español estos signos siempre abren y cierran el enunciado.  Ejemplos:  ¿Vas a venir tarde? ¡Me sorprendió su llegada!signos de interrogación

Los signos de interrogación  (¿?)  se utilizan para expresar preguntas, dudas… Cuando la interrogación es indirecta se escribe sin dichos signos. Ejemplo:  ¿Cómo estás?   Dime cómo estás. 

signos de exclamaciónLos signos de exclamación  (¡!)  se utilizan para expresar admiración, asombro, alegría…,  en las oraciones exhortativas y  en las imperativas. También van entre signos de exclamación las interjeciones.

Estos signos se escriben pegados a la primera palabra y a la última  del enunciado al que acompañan, sin espacios entre ellos, y separados por un espacio de las palabras que preceden al signo de apertura  o  siguen al de cierre.  Sin embargo,  cuando a continuación del signo de cierre sigue un signo de puntuación,  se escriben pegados.  Ejemplo:  ¡Corre!, me gritó desde la ventana.  Después de los signos de interrogación o exclamación no se escribe nunca punto.

El signo de principio de interrogación o de exclamación se ha de colocar donde empieza la pregunta o la exclamación, aunque no comience con ella la oración. Ejemplos: Me estaba preguntando ¿cuándo vendrá?. Si vas ahora, ¡le sorprenderás tanto!

Los vocativos y las proposiciones subordinadas, si van al inicio del enunciado, quedan fuera de los signos de interrogación o exclamación.  Si van al final, quedan incluidos dentro de ellos. Ejemplos: María, ¿vienes ya? ¿Vienes ya, María? Juan, ¡cállate! ¡Cállate, Juan!

Cuando se escriben varias preguntas o exclamaciones seguidas, si se consideran cada una de ellas oraciones independientes, cada interrogación o exclamación empezará con mayúscula. Si se consideran partes de un mismo enunciado, aparecen separadas por coma o punto y coma y empiezan con minúscula. Ejemplos: ¿Cómo te llamas?, ¿de dónde vienes?, ¿a qué hora llegas? ¡Llámame!, ¡te estaré esperando!, ¡vuelve sin falta! ¿Qué libro cogió? ¿Crees que le gustará? ¿Te lo devolverá después? ¡No llegaremos a tiempo! ¡Faltan solo diez minutos! ¡Corramos!

Cuando la oración es interrogativa y exclamativa a la vez, se usan normalmente ambos signos para apertura y cierre. Ejemplo: ¿¡Dices que has aprobado!?

En ocasiones su utilizan los signos de cierre de interrogación o de exclamación entre paréntesis para expresar duda o ironía (?), o sorpresa o ironía (!) respectivamente. Ejemplos: José es el más listo (?) de su clase. Juan pescó diez truchas (!) el fin de semana.