Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea.

Acabo de terminar de leer “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea”, de Annabel Pitcher, y publicado por Círculo de Lectores.

Lo primero que me atrajo de esta novela fue su título tan original, me gustaba. Pero después no me decidía a empezarla porque la historia era triste y dura y yo no estaba en un momento especialmente bueno, hasta que me animó un amigo  y me aseguró que me iba a gustar. ¡Gracias, Javi, tenías toda la razón!

Y efectivamente, me ha encantado. Es un libro delicioso, tierno, fácil de leer y divertido a pesar de todo el inmenso trasfondo que tiene. Una historia con ángel.

Cuenta la historia de una familia con tres hijos: Rose y Jasmine son gemelas, y Jamie es el hermano pequeño y el que nos cuenta la historia de cómo su hermana Rose muere víctima de un atentado islamista en Londres, cuando explotan varias bombas diseminadas por toda la ciudad, y las consecuencias que ello tendrá para todos los protagonistas.

Y empieza el declive de la familia, que se va deteriorando cada vez más. Los padres son incapaces de afrontar el dolor de la pérdida y ni siquiera se ponen de acuerdo sobre qué hacer con los restos de la niña, así que se los reparten. La madre entierra la parte que le ha tocado, y el padre guarda las cenizas de su parte en una urna que coloca en la repisa de la chimenea. Todos los años, en el aniversario de la muerte de la niña, se prepara para esparcirlas en un sitio especial, y todos los años vuelve con ellas a casa derrumbado, incapaz de hacerlo y de despedirse de la niña, a la que trata como si todavía siguiera viva.

El matrimonio se acaba separando. La madre los abandona y se va a vivir con otro hombre. Esta es la obsesión de Jamie, que su madre recapacite y vuelva a quererlos, pero ella se distancia cada vez más. El padre es incapaz de afrontar la situación y se marcha de Londres a vivir con sus hijos al Distrito de los Lagos. Inconsolable, se refugia en el alcohol y deja a los niños prácticamente que se las compongan solos. Son ellos los que tienen que afrontar sus problemas cotidianos sin ayuda de nadie. Jasmine está inmersa en plena adolescencia, tiene problemas con la comida y se tiñe el pelo de rosa, y Jamie no es aceptado por sus nuevos compañeros en el colegio y es atacado repetidamente. Sin embargo, su compañera de pupitre, Sunya, musulmana y víctima también del acoso, será su mayor apoyo, a pesar de sentir que le está fallando a su padre, cuyo lema ha pasado a ser “los musulmanes mataron a mi hija”.

Es Jamie, con diez años, el que nos va contando la historia según la percibe él. Realmente es una historia dura y triste, y que trata sobre multitud de temas espinosos: la desestructura de la familia, los problemas del alcoholismo, la adolescencia, el terrorismo islámico, el acoso escolar, el abandono infantil, el racismo… Pero todo filtrado por los ojos inocentes del protagonista, que se cree un superhéroe, que adora a su gato, que se enamora de Sunya, y que no pierde la esperanza de que algún día recuerden que su hermana Rose está muerta y él no, y que le vuelvan a querer.

Me encantan las novelas narradas por la voz de un niño, para mí tienen una ternura y una inocencia especial que te hace sonreír un montón de veces a lo largo del libro. Es una novela preciosa y yo creo que especial, de lectura fácil y muy amena. Recomendable para todos.

Annabel Pitcher

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s