Queísmo y dequeísmo.

El queísmo consiste en prescindir incorrectamente de una preposición, generalmente de, delante de la conjunción que en los casos en los que su presencia es necesaria.  Por ejemplo:

  • Es hora que me escuchen, en vez de  Es hora de que me escuchen.
  • Me alegro que te vayas, en vez de  Me alegro de que te vayas.
  • Estoy segura que irá, en vez de  Estoy segura de que irá.

Como procedimiento para determinar si la preposición es necesaria, se puede construir el enunciado en forma interrogativa. La preposición será necesaria se aparece en la pregunta.  Ejemplos:  ¿De qué te acuerdas? Me acuerdo de que tengo que ir; ¿de qué le convenció? Le convenció de que era un error; ¿De qué estás seguro? Estoy seguro de que él aprobará.
Otra forma de saber si la opción normativa obliga a utilizar o no la preposición de, es sustituir toda la oración subordinada por eso. Ejemplo: Estoy seguro de (que vienes) por Estoy seguro de eso. Estoy seguro eso, no tendría sentido.

1

El dequeísmo es el uso incorrecto de la preposición de delante de la conjunción que en los casos en que la preposición no viene exigida ni por el verbo ni por otra palabra del enunciado.  Ejemplos:

  • Me ha dicho de que vendrá mañana por la tarde, en vez de Me ha dicho que vendrá mañana por la tarde.
  • Pensó de que la tierra era redonda, en lugar de Pensó que la tierra era redonda.
  • Creo de que no es justo lo que dice, en lugar de Creo que no es justo lo que dice.

Una variante del dequeísmo consiste en sustituir la preposición que exige el verbo en ciertos casos (confiar en, insistir en…) por la preposición de.  Ejemplos:

  • Confío de que lo hagas, en vez de  Confío en que lo hagas.
  • Insisto de que vengas, en lugar de  Insisto en que vengas.

2Al igual que en el caso anterior, un método para saber si la preposición de tiene que preceder o no a la conjunción que es construir el enunciado en forma interrogativa. La preposición será necesaria si aparece en la pregunta. Por el contrario, no deberá emplearse si la pregunta no la lleva. Ejemplos: ¿Qué le pidió? Le pidió que no viniera. ¿Cuál es su propósito? Su propósito es pasarlo bien. ¿En qué confías? Confío en que lo hagas.

Las construcciones en las que no debe aparecer normativamente la preposiciónde antes de la conjunción que dependen de los verbos que expresan:

  • Actos de pensamiento: pensar, creer, considerar, deducir, concluir… Ejemplo:  Concluyó que se alejaba del lugar.
  • Actos de habla: negar, decir, afirmar, sostener, opinar, asegurar…  Ejemplo:  Afirma que le encanta leer.
  • Emociones o estados de ánimo: temer, sospechar, lamentar, desear…  Ejemplo:  Lamento que te quedaras sin fiesta.
  • Percepciones físicas o mentales: intuir, oír, comprender, percibir…  Ejemplo:  Intuyo que el plan saldrá bien.
  • Mandato, consejo o prohibición: ordenar, negar, mandar, impedir, aconsejar…  Ejemplo:  Mandó que nos fueramos a dormir a las diez.

Por otra parte, algunos verbos vacilan en su construcción con que o con de que, en ocasiones con sutiles diferencias de significado:

Le advierto que … / le advierto de que ….
3
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s