Sobre la preposición DE.

Las preposiciones son palabras que se emplean en la formación de las oraciones para relacionar las ideas componentes de las mismas. Aunque no tienen un sentido expresivo propio, contribuyen a darle sentido a la totalidad de la oración. Por ello, no se emplean aisladas sino que integran las oraciones con una función puramente gramatical.

1

La preposición de tiene numerosas significaciones:

  • Procedencia:  Soy de Galicia.
  • Pertenencia:  Este jersey es de Pepe.
  • Dirección:  Salí de allí hoy.
  • Materia: El libro es de papel.
  • Tema:  Hablamos de política.
  • Modo:  Pedro está de director.
  • Tiempo:  Ya es de día.
  • Contenido:  Este es mi libro de física.
  • Tiempo:  Abierto de 10 a 12.
  • Modo:  Vine de pie en el autobús.

Hay varios usos incorrectos de esta preposición:

DEQUEÍSMO:  Es el uso indebido de la preposición de delante de la conjunción que cuando la preposición no viene exigida por ninguna palabra del enunciado, como por ejemplo entre un verbo y una proposición subordinada sustantiva. El sujeto de una oración nunca va precedido de preposición. Este error se produce sobre todo con verbos de lengua, pensamiento, opinión o deseo.

Ejemplos:
Incorrecto: Me dijo de que fuera a visitarlos.  Pensamos de que pudiera venir.
Correcto:  Me dijo que fuera a visitarlos.  Pensamos que pudiera venir.
 

Algunos sistemas para saber si es obligatorio utilizar la preposición de o no son los siguientes:

  • Sustituyendo la oración subordinada (desde el que en adelante) por un pronombre como algo o un sustantivo este suceso. Ejemplos:
    Le informo de que el plazo finalizará en 3 días -> Le informo de este suceso, le informo de algo -> Es normativo utilizar de que.
    Le comunico que el plazo finalizará en 3 días -> Le comunico este suceso, le comunico algo -> No es normativo utilizar de, sólo el que.
  • Otro procedimiento que puede servir  para determinar si debe emplearse la secuencia de «preposición + que», o simplemente que, es el de transformar el enunciado dudoso en interrogativo. Si la pregunta debe ir encabezada por la preposición, esta ha de mantenerse en la modalidad enunciativa. Si la pregunta no lleva preposición, tampoco ha de usarse esta en la modalidad enunciativa:
    ¿De qué se preocupa? (Se preocupa de que…)
    ¿Qué le preocupa? (Le preocupa que…)
    ¿De qué está seguro? (Está seguro de que…)
    ¿Qué opina? (Opina que…)

Las construcciones en las que no debe aparecer nunca la preposición de antes de la conjunción que dependen de los verbos que expresan:

  • Actos de pensamiento: pensar, creer, considerar, deducir, concluir… Ejemplo: Concluyó que se alejaba del lugar.
  • Actos de habla: negar, decir, afirmar, sostener, opinar, asegurar… Ejemplo: Afirma que le encanta leer.
  • Emociones o estados de ánimo: temer, sospechar, lamentar, desear… Ejemplo: Lamento que te quedaras sin fiesta.
  • Percepciones físicas o mentales: intuir, oír, comprender, percibir… Ejemplo: Intuyo que el plan saldrá bien.
  • Mandato, consejo o prohibición: ordenar, negar, mandar, impedir, aconsejar… Ejemplo: Mandó que nos fuéramos a dormir a las diez.
 

DEÍSMO:  Es similar al caso anterior pero se da ante un infinitivo, no ante una subordinada. Es frecuente este error con los verbos hacer, rabiar y decir.

Ejemplos:
Incorrecto:  Me toca de salir a mí.  No le hagas de rabiar.  Le dieron de palos.
Correcto:   Me toca salir a mí.  No le hagas rabiar.  Le dieron palos.
 

QUEÍSMO:  El queísmo es la omisión de una preposición, sobre todo de, cuando precede a que en oraciones subordinadas, cuando debe aparecer, puesto que lo exige alguna palabra anterior. La Real Academia lo considera un empleo indebido, aunque es una simplificación muy habitual en el lenguaje coloquial tanto en España como en América. Desde el punto de vista normativo, se considera un error diametralmente opuesto al dequeísmo, y a veces se considera una ultracorrección de este fenómeno gramatical.  Aquí también pueden utilizarse las formas mencionadas anteriormente para saber si es necesaria la utilización de la proposición o no.

Ejemplos:
Incorrecto:   Le advirtieron que estaba mal.   Se dio cuenta que era tarde.  Estoy seguro que es así.
Correcto:   Le advirtieron de que estaba mal.  Se dio cuenta de que era tarde.  Estoy seguro de que es así.
 

QUESUISMO: Es un fenómeno lingüístico del idioma español, propio del habla informal, que consiste en emplear la secuencia que su (el pronombre relativo con el posesivo), en lugar del relativo cuyo, cuya, cuyos o cuyas.

Ejemplos:
Incorrecto:  El chico que su padre es médico.
Correcto:  El chico cuyo padre es médico.
 

No obstante, hay que recordar que la secuencia que su no siempre constituye quesuismo, principalmente cuando que funciona como conjunción.

Ejemplos:
Este es el libro que su amigo me dio.
Me dijo que su coche estaba roto.
1

– Es muy común omitir la preposición delante de los nombres de calles y plazas, aunque lo correcto es emplearla.

Ejemplos:
Incorrecto:  Calle Cervantes.  Plaza América.
Correcto:  Calle de Cervantes.  Plaza de América.
 
 

– Respecto a las perífrasis verbales deber de/deber:

Deber de + infinitivo indica probabilidad o posibilidad.

Ejemplo: Debe de ser divertido ir de excursión.

Deber + infinitivo indica obligación.

Ejemplo: Debes limpiar tu cuarto.

 

– Respecto a las expresiones antes que/antes de que y después que/después de que, con carácter temporal ambas con válidas,

Ejemplos:
Antes que te vayas / Antes de que te vayas.
Después que anochezca/ Después de que anochezca.
 1
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s