Neologismos.

La palabra neologismo viene del griego. Está formada por neo (nuevo) y logo (palabra).

00Un neologismo puede definirse como una palabra nueva que aparece en una lengua,  la inclusión de un significado nuevo en una palabra ya existente o la utilización una palabra procedente de otra lengua.

La creación de neologismos se produce por modas y necesidades de nuevas denominaciones. Desde el punto de vista del purismo, hay neologismos innecesarios, como los que alargan las palabras convirtiéndolas en archisílabas, pero también hay otros neologismos necesarios como por ejemplo bonobús o seropositivo.

El neologismo supone el empleo de voces nuevas, cuya condición fundamental es la de ser necesarias, y también inteligibles, sonoras y conformes con el idioma. En efecto, la aparición de nuevas técnicas, de nuevos productos, e incluso de nuevas ideas, trae consigo la aparición de nuevos nombres. Estas transformaciones demuestran que el lenguaje es una cosa viva y que se renueva de continuo.

Un neologismo, un vocablo nuevo, se introduce en un idioma debido a la00 necesidad de dar nombre a nuevos objetos descubiertos o creados por la técnica humana; en este último caso sirven a la ciencia y se llaman tecnicismos. Casi siempre provienen del griego, como telégrafo, termómetro; del latín, como espéculo, coágulo o de ambos a la vez, como televisión o pluviómetro.

Hay lexicógrafos que los consideran peligrosos y vicios de dicción. Sin embargo, no todos los neologismos corrompen nuestra lengua, sino que hay algunos que la enriquecen.

Su vicio consiste en que muchas veces son innecesarios, porque en nuestro idioma existen ya otras palabras equivalentes.

Los neologismos se pueden formar de varias maneras:

    1.  Por transición o traslado de otra lengua. Esta manera era muy común en los inicios de nuestra lengua. Ahora el traslado se autoriza cuando en español no existen voces de significados equivalentes.Ejemplos: software, confort.
    2.  Por derivación. Se forma uniendo al lexema un morfema. Ejemplos: positividad, canofilia.
    3.  Por creación culta. Suelen provenir del griego o del latín. Ejemplos: antibiótico, combiótico, dactiloscopia…
    4. Por creación popular. Estos deben aceptarse tengan o no equivalencia en nuestra lengua. Por ejemplo, tío en su acepción de hombre o muchacho, no de pariente.
    5. Por la unión de términos que antes existían por separado. Ejemplo: hispanoamericano (hispano + América).
    6. Por la combinación de términos. Ejemplo: pordiosero.
    7. Por la acronimia (es decir, la construcción de términos a partir de iniciales de varias palabras diferentes). Ejemplos: láser, ovni.

Dentro de los neologismos están, también, los extranjerismos en general, originados en diversas lenguas conocidas. Ejemplos: ketchup (original del malayo), samurái (del japonés), parka (aleutiano), bungalow (bengalí).

Hay muchos términos de uso cotidiano que alguna vez fueron neologismos, como por ejemplo astronauta, informática, googlear, hipertexto, emoticon y muchísimos otros.

El neologismo, sin embargo, no siempre que es creado está destinado a permanecer en el lenguaje. Muchos de ellos pasan por períodos de inestabilidad, estabilidad, aceptación y posterior olvido.

00

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s