ANACOLUTOS.

En ocasiones, una oración simple cuyo predicado tiene como núcleo una perífrasis verbal se convierte de forma indebida en una oración compuesta que contiene el verbo copulativo ser.

Ejemplos:

Tienes que decírselo (bien) _ Lo que tienes es que decírselo (mal)

Debes buscar una solución (bien) _ Lo que debes es buscar una solución (mal)

Estas construcciones han de evitarse. Se pueden utilizar en su lugar oraciones compuestas como las siguientes, en las que la primera proposición incluye la perífrasis verbal con hacer:

Lo que tienes que hacer es decírselo.

Lo que debes hacer es buscar una solución.

A veces, para formular una definición, se emplean las formas verbales es o son seguidas de una proposición introducida por cuando o donde. Estas construcciones son incorrectas.

Ejemplos:

Un eclipse es cuando se oculta un astro por interposición de otro cuerpo celeste. (En lugar de: Un eclipse es la ocultación de un astro por la interposición de otro cuerpo celeste).

Una biblioteca es donde se conservan y se prestan libros. (En lugar de: Una biblioteca una institución donde se conservan y prestan libros).

3Estas figuras retóricas que suponen la construcción sintáctica incorrecta de una frase se llaman anacolutos o solecismos. El anacoluto o solecismo es un cambio repentino en la construcción de la frase que produce una inconsistencia; como si se hubiera cambiado la estructura sintáctica a mitad de frase.

Es habitual e inconsciente como parte del habla informal, pero en algunos casos se utiliza intencionalmente, como figura retórica. El anacoluto, cuando se utiliza intencionadamente, es un recurso literario que sirve para representar a un personaje coloquial o relatar una historia que se desarrolla en un entorno popular. Esta fórmula es muy utilizada en el Quijote.

3

El DRAE lo define como: “Inconsecuencia en la construcción del discurso”.

El error procede de dejar una o más palabras discordantes con el resto de la frase. Estamos hablando pues de una figura retórica que se usa por falta de pericia gramatical o por desconocimiento.

3

Existen dos tipos de anacolutos:

  • Los formados por la elisión de una parte de la frase, lo cual deja sin concordancia al resto. Por ejemplo: Roma está el Coliseo, en vez de  En Roma está el Coliseo.
  • Los formados por la repetición innecesaria de una parte de la frase. Ejemplo: Cuando vengas, te doy tu regalo cuando vengas, en vez de Cuando vengas te doy tu regalo.

La conclusión es que, tanto en el lenguaje formal como en el escrito,  conviene evitar el anacoluto.

 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s