Modismos y frases hechas.

Algunos enunciados están constituidos por frases hechas o modismos que se basan en una  metáfora o en una comparación, es decir, en la identificación o analogía que establece el hablante entre dos realidades que mantienen una relación de semejanza.

Ejemplos: Es un lince. Duerme como un lirón.

Pocos fenómenos lingüísticos son tan curiosos como el de emplear dichos, frases hechas y comparaciones que incluyen nombres de animales.

Así, podemos decir que una persona que camina muy despacio es una tortuga, que una persona muy audaz es valiente como un león o que aquella que es miedosa se comporta como una gallina. Pero tambien hay individuos que son unos auténticos besugos, y otros que son astutos como un zorro o tozudos como una mula.

modismos-logo

Según la RAE, el modismo se define como una expresión fija, privativa de una lengua, cuyo significado no se deduce de las palabras que la forman. Por ejemplo: a troche y moche, dar gato por liebre, tener mala uva.

Según la RAE, una frase hecha es una frase que es de uso común y expresa una sentencia a modo de proverbio. Ejemplos: En el medio está la virtud. Nunca segundas partes fueron buenas.

También la define como una frase que, en sentido figurado y con forma inalterable, es de uso común y no incluye sentencia alguna. Ejemplos: ¡Aquí fue Troya! Como anillo al dedo.

Es decir, una frase hecha o dicho es una frase o expresión que tiene forma fija, tiene sentido figurado y es de uso común por la mayoría de hablantes de una comunidad lingüística, en todos los niveles sociales y culturales y que, por su morfología, no se considera refrán. La frase hecha no puede ser traducida literalmente a otros idiomas, pues no se entendería su significado.

2

Diferencias entre modismo y refrán:

Hay ocasiones en que un modismo se confunde con un refrán; sin embargo en muchos casos sí es posible diferenciarlos claramente a través de tres aspectos:

  1. El refrán tiene un sentido pedagógico. Tiende a educar. Por ejemplo: A quien madruga Dios le ayuda. Este refrán nos dice que deberíamos ser madrugadores, diligentes, activos para alcanzar algunos beneficios. Zapatero, a tus zapatos. Este nos dice que las personas deben hacer aquello para lo que están preparadas.
  2. El refrán suele tener rima. Esto se debe a que la rima refuerza el aprendizaje, la memorización y el recuerdo. Por ejemplo: Juego de manos, juego de villanos.
  3. El refrán no suele conjugarse, mientras que el modismo sí. Por ejemplo: No veo tres en un burro; no ves tres en un burro

Un modismo, en cambio, no educa, no tiene esa intención. Describe una situación, un rasgo de personalidad y nada más. Por ejemplo: Ser un puerco o comer más que un remordimiento. Un modismo puede ser una frase o una palabra sola.

1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s