Archivo de la etiqueta: guión

División de palabras.

32Para marcar la división de una palabra al final de una línea, porque no cabe entera, se utiliza un guión. El guión no debe confundirse con la raya, que es un signo de mayor longitud y con funciones propias y distintas de aquel.

Las palabras se dividen por sílabas, no deben separarse letras de una misma sílaba. Ejemplos: es-tupendo, estu-pendo, estupen-do. No obstante, en las palabras compuestas por otras dos o cuando hay un prefijo en la palabra puede separarse este, aunque el resultado no coincida con la división por sílabas. Ejemplos: des-orden y de-sorden; sub-alterno y su-balterno; mal-interpretar y ma-linterpretar.

31

La partición de una palabra debe efectuarse de manera que no quede una vocal aislada al principio o al final de la línea. Ejemplos: ca-noa, no cano-a, ele-mento, no e-lemento. Sí puede dejarse la sílaba que forman ambas al final de la línea si la vocal va precedida de una h. Ejemplos: ha-lago, hu-mano.

En las palabras que contienen diptongos, triptongos o hiatos, las vocales contiguas no pueden separarse, a menos que una de ellas forme parte de un prefijo. Ejemplo: re-unir, anti-aéreo.

Con las palabras que contienen una h intercalada se actúa como si esta letra muda no existiera y se siguen las mismas reglas que para el resto de las palabras. Solo se exceptúa de esta norma aquellas particiones que dieran como resultado combinaciones extrañas. Ejemplos:  desi-nhibición, de-shumanizar.

Las abreviaturas y las siglas nunca se dividen. Sí pueden hacerlo los acrónimos incorporados al léxico. Ejemplos: lá-ser, si-da.

Hay que revisar siempre que los cortes de palabra a final de renglón no resulten escatológicos ni malsonantes.

3

Anuncios

La raya y el guión

La raya (—) es una línea horizontal mayor que la del guión.  En tipografía se denomina guión largo o menos. Se utiliza en los siguientes casos:

  • En los diálogos, para introducir  las intervenciones de cada personaje:
    —¿Y me dices que vienen hoy?
    —Sí, eso fue lo que me dijeron.
    La raya se coloca en párrafo aparte y sin espacio entre ella y la palabra siguiente.
  • Se emplea, también en los diálogos, para separar los comentarios o acotaciones del narrador:
    —Estoy asustado —dijo el niño.
  • Se escriben dos rayas para delimitar la intervención del narrador cuando esta interrumpe las palabras del personaje. Ejemplo:
    —Estoy asustado —dijo el niño—. ¿Podemos volver a casa?
    La puntuación al final de la frase del diálogo se pospone a la raya final del inciso.
  • Para enmarcar observaciones marginales o incisos que tienen mayor independencia que los encerrados entre comas.  Con este uso, la raya puede alternar con los paréntesis.   Ejemplo:  Marta  —cualquiera lo diría— también quería venir.
  • En las citas directas se utiliza la raya como inciso, sin cerrar con comillas cada parte de la cita.  Ejemplo:  “Nadie sabe —afirmó ella— el peligro que corremos”.
  • También se utiliza para encerrar incisos dentro de una frase entre paréntesis, evitando así la acumulación de signos idénticos. Ejemplo:  El libro que publicó (que le llevó trece años escribirlo —y no es ninguna exageración—) se vendió muy bien.  El texto que encierran las rayas no se  separa de estas con espacios. Sí hay espacios entre las rayas y el texto anterior y posterior al inciso. Si tras la raya de cierre hay otro signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.
  • Para suplir una palabra ya escrita. En este caso, debe dejarse un espacio en blanco entre la raya y las palabras que la complementan. Puede utilizarse en línea:  Agua sosa. —De mayo. —Densa. —Gorda;  o en columna (suele utilizarse en tablas, bibliografías, etc.):
    Manual de caza y pesca. Madrid. Fundación EFE, 1989.
    —Diario de un cazador. Madrid. Ediciones B, 1995.
    —La vida en el monte. Barcelona. Ediciones Campo, 2010.
  • Se utiliza la raya seguida de punto para separar los apartados de cada capítulo de un libro, en un sumario. Se evitan las rayas que coinciden con principio de línea.  Ejemplo:
    ORTOGRAFÍA
    Acentuación.— Ortografía de las letras.— Uso de los signos de puntuación.
  • También se utiliza la raya seguida de punto para separar el nombre del autor del texto que le antecede, en un texto firmado.  Ejemplo:   … y así fue como pasó.— Pedro Alfonso.
  • Se usa en los apartados de una relación, indicando el comienzo de cada apartado cuando estos no van numerados. Entre la raya y la primera palabra hay un espacio.  Ejemplo:  Este año hemos visitados los siguientes lugares:
    —  Madrid;
    —  Toledo;
    —  Segovia.

El guión (-) es una línea horizontal corta.  Se utiliza para:

    • Dividir las palabras al final de un renglón.
  • Separar los componentes de las palabras compuestas que no han llegado a constituirse como un solo elemento de modo definitivo. Ejemplo:  teórico-práctico.
    Puede unir nombres propios  (Valle-Inclán, trasvase Tajo-Segura), nombres comunes (gobierno-puente, kilómetros-hora), adjetivos  (relaciones germano-soviéticas, lección teórico-práctica).
  • Cuando un prefijo precede a una sigla o a una palabra que comienza por mayúscula, se usa guión intermedio (anti-OTAN).
  • Indicar un intervalo numérico. Ejemplo:  Estamos en el curso 2012-2013.  Vicente García (1950-2012).
  • Se utiliza también para señalar la separación entre sílabas  (pe – lo – ta);  se escribe delante de un segmento de palabra para indicar que va en posición final  (el aumentativo se forma con las terminaciones  -azo y -ón);  se escribe detrás de un segmento de palabra para indicar que va en posición inicial  ( para indicar que sucedió antes, se utiliza el prefijo pre-);  y se escribe guión delante y detrás de un segmento de palabra para indicar que va en el interior de la misma  (cuidado al escribir palabras que contengan el grupo -mb-).

División de palabras

Cuando  no nos cabe una palabra entera al final de una línea, debemos dividir esa palabra entre la línea en que estamos escribiendo y la siguiente. Para marcar la división de esa palabra  se utiliza el guión (-).

No debe confundirse éste con la raya (—), que es un signo ortográfico de mayor longitud y que tiene otras funciones distintas.

El guión debe dividir las palabras por sílabas, no puede separar letras de una misma sílaba, como regla general.  Sin embargo, cuando se trata de una palabra compuesta por otras dos o existe un prefijo en la palabra, puede separarse éste, aunque el resultado no coincida con la división por sílabas.  Ejemplos:  des-/orden y de-/sordensub-/alterno y su-/balterno.

La partición de una palabra debe realizarse de forma que no quede una vocal aislada el principio o al final de la línea.  Ejemplo:  ca-/noa, no cano-/a.  Si la primera sílaba de una palabra es una vocal, no puede quedar aislada al final de la línea. Ejemplo: ara-/ña, no a-/raña.  Si la vocal va precedida de una h, entonces sí puede dejarse la sílaba que forman ambas al final de la línea.  Ejemplo:  ha-/bitación.

Las palabras que tienen una h intercalada siguen las mismas reglas que el resto de las palabras, actuando como si esa h no existiera.

En las palabras que contienen diptongos, triptongos o hiatos, las vocales contiguas no se deben separar, a menos que una de ellas forme parte de un prefijo.  Ejemplo:  leal-/tad, no le-/altad,  re-/unir o reu-/nir.

Respecto a los grupos consonánticos, las divisiones se hacen de la siguiente manera:

  • Grupos de dos consonantes, entre dos vocales:  la primera se une con la anterior y la segunda con la posterior.  Ejemplos: ac-/ción,  con-/notación.
  • Los grupos plpr,  br,  bl,  fr,  fl,  tr,  dr,  cr,  cl,  gr y  gl  se unen con la vocal siguiente. Ejemplo:  ca-/pricho.
  • Grupos de tres consonantes: las dos primeras van con la vocal precedente y la tercera con la siguiente. Ejemplo:  trans-/mitir. Se exceptúa cuando la segunda y la tercera consonante forman uno de los grupos a los que me referí antes. Ejemplo:  ca-/blear.
  • Grupos de cuatro consonantes:  las dos primeras van con la primera sílaba y las dos últimas en la siguiente.  Ejemplo:  cons-/truir.
  • Los dígrafos ch, ll y rr no se pueden dividir.  La única excepción es en el caso de que el dígrafo sea consecuencia de que haya un prefijo acabado en r.  Ejemplo:  hiper-/realidad.

En el caso de que al final de la línea se tenga que colocar un guión que coincida con el guión de un compuesto, este guión ha de repetirse al principio de la línea siguiente. Ejemplo:  teórico-/-práctico. Se exceptúan de esta regla los apellidos compuestos.

Las abreviaturas y las siglas no se dividen nunca. Solamente se dividen los acrónimos incorporados al léxico, como láser o sida .  Tampoco se dividen las expresiones numéricas, tanto romanas como arábigas. Todas las cifras han de escribirse en la misma línea.

Por último, deben evitarse, aunque estén bien realizadas,  particiones que resulten groseras, escatológicas o malsonantes. Ejemplo:  vehí-/culo, Chi-/cago.